Reparaciones de móviles ¿merece la pena?

La reparación de un móvil es, hoy en día, tan importante como la compra del mismísimo móvil. No es casualidad, de hecho, que las compañías (incluso las de menor renombre) busquen ofrecer una garantía interesante al consumidor, pues reparar, sobre todo en tiempos de crisis, es una opción muy buena.

¿Por qué tener en cuenta la reparación de móviles?

Hay dos grandes motivos: uno económico y otro ecológico. Reparar un móvil, a menos que sea, utilizando un término ajeno, una pérdida total, es mucho más económico que buscar otro móvil, a menos que estés dispuesto a bajar de calidad, sobre todo si posees un gama media o alta.

Por otro lado, reparar un móvil es contribuir a no crear basura electrónica; de ahí que los productos reacondicionados y la venta de segunda mano esté tomando un gran impulso.

¿Cuáles son las reparaciones más habituales?

Si bien un móvil está compuesto de muchísimas partes, hay algunas partes que sufren más que otras.

Una de ellas es la batería, que se encuentra expuesta al constante uso, más o menos exhaustivo, pero por sobre todo, poco cuidado por parte de todos. Además, este componente tiene una vida útil y, sin gastarnos mucho, podemos cambiarlo.

Véase el caso de un móvil cualquiera, supongamos que está impecable, pero ahora no le dura la batería como antes, con menos de 30 euros puedes hacerte con una batería e incluso batería + instalación.

Hay casos en los que un componente como el puerto de carga o el jack de audio de nuestro smartphone deje de funcionar, los repuestos de por sí, no son costosos, por lo que solo deberás sumarle la mano de obra, que dependerá del lugar a donde lo lleves.

Otro caso muy común es el de la pantalla y el táctil, que son dos piezas diferentes. El táctil se encuentra encima de la pantalla y es aquel que transforma nuestros toques en impulsos electrónicos. Ambas piezas, a pesar de costar más que las anteriores, pueden resultar un ahorro considerando los precios de móviles de media o alta gama.

¿Influye el lugar en donde llevas a reparar tu móvil?

Por supuesto que sí. Según nos dice la empresa Movilcrack, expertos en la reparación de móviles, hay una serie de factores que deberás poner en la balanza cuando decidas llevar a reparar tu móvil; en primer lugar pondremos la profesionalidad, que no debe, desde ningún punto de vista, unirse al hecho de repararlo en una cadena de talleres.

Pero la profesionalidad comprende muchos aspectos, caso de la garantía de la reparación, podemos, de hecho, usar un proverbio para explicar este punto: el que no la debe, no la teme. Quien confía en sus habilidades como técnico y hace todo como debe, no tiene problemas de posibles quejas del cliente.

Imposible dejar de lado la rapidez de la reparación, que se verá afectada también por el hecho de si el taller donde reparas está cerca o si debes enviar el móvil a alguna parte, como suele ocurrir con las garantías.

Entonces… ¿reparar un móvil vale la pena?

En la gran mayoría de los casos sí.

Lo demuestra el gran interés que, como dijimos al inicio, suscita este aspecto al mundo de la tecnología, un caso a destacar es el proyecto que llevan a cabo iFixit y Greenpeace, la “Calificación de Reparación de Smartphones”, donde, a través de estudios, se estima un puntaje de reparabilidad de un móvil.

Otro ejemplo es el desarrollo de un móvil que se define como reparable, ya que podrás cambiarle piezas cuando se llamen: el Fairphone 2:

Te puede interesar

Deja un comentario

Compartir
Twittear
Compartir