Quick Charge 3.0, una carga más rápida y eficiente

Qualcomm Technology ha lanzado la tecnología Quick Charge 3.0, un algoritmo capaz de cargar más rápidamente un dispositivo en comparación con la carga convencional: un 38 % más eficiente que Quick Charge 2.0 y también 2 veces más que la primera versión lanzada, la Quick Charge 1.0.

¿Cómo funciona Quick Charge 3.0?

Su mecanismo de funcionamiento se explica gracias a lo que Qualcomm Technology, la empresa, denomina mediante las siglas INOV, es decir, Negociación Inteligente para la Obtención del Voltaje Óptimo. Este algoritmo permite maximizar el tiempo de carga sin afectar a la eficiencia del dispositivo o al periodo de vida útil de su batería.

El algoritmo con el que opera este sistema permite especificar qué porcentaje de potencia requiere el uso de la batería en cada momento, lo que da la posibilidad de optimizar el uso y agua del dispositivo móvil. Además, Quick Charge 3.0 presenta un sistema de multiprotección frente a la sobretensión o sobrecarga eléctrica y al control de la temperatura, entre otros.

Quick Charge 3.0 permite ahora un baremo de voltajes más elevados, lo que permite que el System on a Chip (SoC, en sus siglas en inglés) se ajuste al nivel de voltaje adecuado para cada ocasión, batería y fase del proceso de carga.

quick-charge-3.0

La idea es que este SoC vaya reduciendo la cantidad de voltaje gradualmente mediante incrementos muy pequeños y que oscilan desde 3,6 V a 20 V. Este nuevo algoritmo permite una optimización de la carga sin deteriorar la batería, que es el mayor riesgo asociado a esta operación.

Una de las claves es que Quick Charge 3.0 no es una tecnología exclusiva de Qualcomm, por lo que puede ser instalado en cualquier dispositivo: móviles, cargadores, tablets, powerbanks… independientemente de su fabricante y gracias a los conectores USB Type-A, Micro USB, USB Type-C o conectores propietarios.

De esta forma, en lugar de ser el cargador el encargado de demandar un voltaje y y una intensidad máximos, llevará a cabo esta función el propio dispositivo. De este modo, disminuye el riesgo de que el usuario estropee la vida de su batería o, incluso, la destruya.

Su implementación es muy sencilla, ya que tiene un 100 % de compatibilidad con los dispositivos de Quick Charge 1.0 y 2.0. Además, existe una amplia gama de accesorios asociados al sistema y debidamente certificada: cargadores para pared, cargadores para coche, packs de baterías…

Quick Charge 3.0 estará disponible en algunos de los más recientes procesadores Qualcomm Snapdragon, entre los que se encuentran los Snapdragon 820, 620, 618, 617 y 430, así que podrá encontrarse en los nuevos smartphones y tablets.

Los dispositivos que hasta el momento soporta Quick Charge 3.0 son HTC One A9, LG G5, HP Elite x3, LeTV Le MAX Pro y Xiaomi Mi 5, entre otros. Una de las principales ventajas ofrecidas por este nuevo algoritmo es que permite alargar la vida de la batería, gracias a su tarea de protección de los ciclos de vida.

moviles-quick-charge-3.0

Esta nueva versión controla de forma más exitosa y efectiva el calentamiento, lo que posibilita que la energía disipada se reduzca hasta en un 45 %. La utilidad que presenta esta completa actualización de las versiones anteriores es indudable. Una solución para los escasos tiempos de batería que soporta la inmensa mayoría de dispositivos móviles, sobre todo, para aquellos usuarios que más tiempo pasan pegados al móvil.

Quick Charge 3.0 es un práctico algoritmo comercializado por Qualcomm Technology y que permitirá que, en una cantidad de tiempo tan pequeña para cualquiera como 35 minutos, el dispositivo pueda ser cargado tanto como al 85 % y a los usuarios les proporcionará la comodidad de poder estar siempre conectados.

Te puede interesar

Deja un comentario

Share This